Sales de Epsom Naturales

Sales de Epsom Naturales

Sea el primero en opinar sobre este producto

Disponibilidad: En existencia

9,50 €
O

Sales de Epsom Naturales, 300 gramos.
Son sales extraídas naturalmente de aguas ricas en las mismas.

El sulfato de magnesio, mas conocido como Sal Epsom, es un producto usado desde la Edad Media y fueron los ingleses los primeros en utilizarla y descubrir sus propiedades beneficiosas.

Limpiezas hepáticas y de vesícula.

Sales de Epsom Naturales

Doble click en la imagen para abrir/cerrar

Alejar
Acercar

Detalles

Beneficios de las sales de Epsom naturales

El magnesio proporciona:

Mejor funcionamiento del corazón y la circulación sanguínea. Ayuda a eliminar las toxinas y metales pesados. Mejora la función nerviosa. Reduce el estrés y eleva el estado de animo. Mejora el sueño y la concentración. Disminuye la presión arterial. Reduce los dolores musculares y la inflamación.

Los sulfatos proporcionan:

Eliminan toxinas Mejoran la absorción de nutrientes Ayuda a prevenir migrañas Y recuerde, lo que el magnesio y los sulfatos son fácilmente absorbidos por el organismo en forma externa. Un baño relajante con Sal Epsom natural no solo será agradable si no que también saludable!

La Sal Epsom también tiene propiedades cosméticas:

Suaviza la piel Alivia dolores Reduce la hinchazón y la inflamación Exfolia la piel Retira toxinas del cuerpo Es un emoliente natural Curiosamente, a diferencia de otras sales, la sal de Epsom tiene propiedades beneficiosas que pueden calmar el cuerpo, mente y alma. A continuación describiremos algunas de sus propiedades.

La sal Epsom y la artritis:

Debido a la capacidad de magnesio para reducir la inflamación de las articulaciones, se ha utilizado la sal Epsom como un remedio casero para la artritis por muchos años. Se ha comprobado que la razón por la cual las personas sufren de dolores es por la falta de magnesio en sus organismos. Si no recibe suficiente magnesio en su dieta, entonces tienen que encontrar otras maneras de obtener lo que necesitan. Los científicos han descubierto que la mejor manera de obtener magnesio en el organismo es por vía tópica en la piel. Después de un día agotador, usted puede reducir sus dolores musculares en un baño caliente de sale de Epsom, además también le ayudara a eliminar la fatiga. Hay personas con artritis que tienen dificultades para levantarse de la cama debido a la rigidez, dolor en las articulaciones, incluso el mal tiempo puede ser muy cruel con las articulaciones con artritis. La sal Epsom puede reducir de manera significativa estos malestares además es un relajante del sistema nervioso. Un baño caliente sal de Epsom es un remedio casero utilizado por muchas personas, para el dolor de la artritis. Tenga en cuenta que solo el calor de la bañera es capaz de aumentar la circulación y reducir la hinchazón. Añadiendo sal Epsom, además le agrega propiedades que reducen el dolor y molestias en las articulaciones.

Como preparar el baño de sal Epsom para aliviar dolores artríticos:

Para tomar un baño de sal de Epsom, comience por llenar la bañera con agua tan caliente como pueda tolerar el cuerpo. A continuación, agregue las sales de Epsom y disuélvala. Permanezca en el baño por lo menos una media hora. Puede agregar agua caliente con el fin de mantener la temperatura. Puede repetir este tratamiento tan a menudo como quieras. También es muy eficaz para aliviar los dolores de pies, en este caso use una pequeña tina y aproximadamente medio Kg. de sales de Epsom.

Sal Epsom en la cosmética:

La sal Epsom también es utilizada para exfoliar la piel. Mezcle una cucharadita de sales de Epsom con crema limpiadora, luego de le un masaje a su cara con esta mezcla durante unos minutos para eliminar la piel muerta. El uso de esta mezcla con cierta regularidad puede eliminar manchas en la piel. La Sal Epsom, a diferencia de otras sales, no deja la sensación de piel seca, por el contrario, deja la piel suave y sedosa.

Sal Epsom como laxante:

La sal Epsom también se utiliza para limpiar el colon y como laxante, sin embargo, es necesario consultar a su médico antes de consumirla.

Sal Epsom y los hongos:

El pie de atleta causado por una infección por hongos que afecta a la piel entre los dedos, las uñas y las plantas pueden ser tratado con sal Epsom. Sin embargo, es mejor obtener una opinión de un médico antes de utilizar la sal Epsom para el tratamiento de diversas infecciones de la piel. Es aconsejable siempre consultarlo con su medico en estas situaciones.

Alivia el estrés y relaja el cuerpo:

El estrés agota y la sal Epsom es considerada como un calmante para el estrés natural. Cuando se disuelve en agua caliente el sulfato de magnesio se absorbe por la piel y repone el nivel de magnesio en el organismo. La sal extrae las toxinas del cuerpo, calma el sistema nervioso, reduce la inflamación y relaja los músculos. El magnesio ayuda a producir serotonina que da un estado de ánimo en el cerebro que crea una sensación de calma y relajación. La investigación muestra que el magnesio también aumenta la energía y fomenta la producción de ATP (trifosfato de adenosina) molécula de almacenamiento de energía celular. Los expertos creen que el baño con la sal de Epsom, al menos, tres veces por semana ayuda a verse mejor, sentirse mejor y ganar más energía. La sal Epsom también ayuda a recudir la presión arterial, crea una sensación de relajación, mejora el sueño, la concentración, y ayuda a los músculos y los nervios para funcionar correctamente.

Alivia el dolor y calambres musculares:

Coloque sus pies cansados en una tina de agua con 1/4 taza de sal de Epsom, esto no solo hará que sus pies se sienten mejor si no que también quita los malos olores ya que neutraliza el olor y además suaviza la piel. La sal Epsom ayuda a aliviar y desinflamar los músculos.

Alivia el estreñimiento:

Numerosos estudios han revelado que la sal de Epsom también se puede utilizar para tratar el estreñimiento. La sal actúa como un laxante. Aumenta el agua en los intestinos y puede provocar un alivio temporal del estreñimiento. Sin embargo, sugerimos de manera estricta consultar con su medico antes de consumirla, ya que en algunos casos puede resultar perjudicial. Para concluir, la sal Epsom es producto muy útil, no tiene efectos secundarios, se puede utilizar tanto interna como externamente, sin embargo la ingesta ( vía interna ) es solo recomendable bajo la supervisión médica. Fuente de esta información: http://dismag.es/?p=939

Etiquetas del producto

Use espacios para separar las etiquetas. Use comillas simples (') para frases.