Graviola (hoja cortada, triturada)

Graviola (hoja cortada, triturada)

Sea el primero en opinar sobre este producto

Disponibilidad: En existencia

8,10 €
O

Hoja cortada, triturada, 100 gramos

La Annona muricata, guanábana o graviola, es un árbol de hoja perenne endémico del Caribe, México, Centro y Sudamérica, estrechamente relacionado con la chirimoya.

La infusión de hojas de Graviola es la forma más eficaz y segura de usar esta planta. Sus principales propiedades son antitumoral y preventivo en caso de no tener un tumor, más especificamente de higado, pancreas, pulmon, colon; también es regenerador de celulas BETA del pancreas, por lo tanto antidiabetico; hipotensora, hepatoprotector y sobretodo muy antioxidante.

La cantidad seria una cucharadita de postre por vaso de infusion, 1 o 2 vasos al dia

Origen : África

Graviola (hoja cortada, triturada)

Doble click en la imagen para abrir/cerrar

Alejar
Acercar

Más imágenes

Detalles

Un testimonio de uso de la Graviola: http://www.dolcarevolucio.cat/es/testimonios/cancer/cancer-de-pulmon Una investigación in vitro realizada en conjunto por la facultad de farmacia y bioquímica de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y la Universidad Peruana Cayetano Heredia mostró que un extracto etanólico de hojas de annona muricata tiene un efecto citotoxico sobre los tipos C678 y H460 de cultivos de líneas celulares de adenocarcinoma gástrico y pulmonar. La forma más segura de usar la planta es en infusión de hojas, ya que la fruta contiene alta cantidad de acetogeninas. Las acetogeninas de las anonáceas son sustancias cerosas que resultan de la combinación de ácidos grasos de cadena larga (C32 ó C34) con una unidad de 2-propanol en el carbono 2 para formar una lactona terminal (dicha lactona queda al inicio de la cadena). La Graviola es una planta autóctona de la mayor parte de las zonas tropicales más cálidas en América del Sur y del Norte, incluyendo la Amazonia. Muchos principios activos y productos químicos han sido encontrados en la graviola, ya que los científicos han estado estudiando las propiedades de la graviola de desde 1940. Se ha demostrado una gran variedad de beneficios para numerosas dolencias, entre ellas el cáncer. La Graviola produce una serie de sustancias químicas llamadas acetogeninas Annonaceous. La Graviola produce estos compuestos naturales en su hoja y tallo, corteza, y semilla. En un total de ocho estudios clínicos, varios grupos de investigación independientes han confirmado que estos químicos tienen propiedades antitumorales significativas y la toxicidad selectiva contra varios tipos de células cancerosas (sin dañar las células sanas). Purdue University, en West Lafayette, Indiana, ha realizado una gran cantidad de investigaciones sobre estos productos químicos (Acetogeninas), gran parte del cual ha sido financiado por el Instituto Nacional del Cáncer y/o Institute of Health (NIH). Hasta el momento, la Universidad de Purdue y/o su personal han presentado al menos nueve patentes por su trabajo en torno a las propiedades antitumorales e insecticidas y los usos de estos acetogeninas. Una de las compañías farmacéuticas millonarias de Estados Unidos intentó producir un medicamento contra el cáncer a partir de la Graviola después de que se descubrió que este compuesto era 10.000 veces más tóxico para las células de cáncer de colon que una común quimioterapia. Se descubrió que la Graviola era letal para 12 tipos diferentes de células malignas, especialmente las que causan cáncer de pulmón, de próstata, y cánceres de mama, y ​​de ser también lo suficientemente seguro para proteger las células sanas en lugar de matarlas. Con Graviola, no hay náuseas ni pérdida de pelo, o de peso, ni compromete el sistema inmune. La Graviola, en realidad estimula el sistema inmunológico. Durante siete años, esta compañía farmacéutica intentó desarrollar una versión sintética patentada de lo productos químicos contra el cáncer de la Graviola (no se pueden patentar los compuestos naturales, es contrario a la ley), pero todos los intentos fracasaron y el proyecto fue cancelado. En lugar de hacer pública su conclusiones, los investigadores archivaron la investigación. Al final, sin embargo, la historia se filtró y la Graviola recibe ahora el reconocimiento que merece entre los profesionales de la salud e investigadores. Muchos casos terminales de cáncer se revirtieron a través del uso de Graviola, incluso en personas de 85 años o mayores. Cuando los tumores cancerosos se rompen, el cuerpo puede ser inundado con una gran cantidad de venenos. Cuando esto sucede, el paciente puede sentirse muy mal. Para reducir al mínimo la intensidad de la crisis de curación, es importante limpiar el de colon todos los días, tal vez a través de enemas, colema, Colosan, etc. Los riñones deben ser apoyados bebiendo la infusión renal. Si es posible, el hígado debe ser limpiado, también. Nota: La Graviola tiene efecto cardiodepresor, vasodilatador e hipotensivo (baja presión arterial). La dosis debe ser aumentada gradualmente. Dosis demasiado grandes pueden causar náuseas y vómitos. Utilice sólo bajo la supervisión de un profesional de la salud que entienda su valor, los efectos mencionados, y la posible interacción con otros medicamentos. Fuente: Libro "Los Secretos Eternos de la Salud y Rejuvenecimiento", de Andreas Moritz.

Etiquetas del producto

Use espacios para separar las etiquetas. Use comillas simples (') para frases.